Mitos y verdades de las dietas para bajar de peso

Filtrar la información que leemos nunca ha sido más necesario que ahora, y sobre todo en temas que pueden afectar nuestra salud. Muchos buscan formas de bajar de peso y encuentran información que no les proporcionan una solución.

La publicidad de hoy en día capta la atención, titulares como: “¡Pierde peso en una semana!, ¡La dieta que te hará bajar 10 kilos!, ¡Luce una figura esbelta en menos de lo que piensas!”

Desde luego son titulares que captan el interés de acuerdo a la necesidad, pero no hay olvidar que no todo lo que brilla es oro, y que se debe indagar antes de empezar una dieta.

¿Cómo saber cuál dieta es la más efectiva para bajar de peso?

Lo cierto es que, cada vez más se tienden a viralizar contenido que luego se vuelve moda entre los internautas, y las dietas no son una excepción.

Existen mitos popularizados y verdades olvidadas, a continuación, nombraremos una de las más conocidas:

Las dietas de moda son la mejor manera de bajar peso permanentemente.

Mito. La verdad es que las dietas de moda posiblemente te ayuden a bajar de peso de una forma rápida, puesto que la mayoría de estas proponen un riguroso método para obtener resultados en el menor tiempo posible. Sin embargo, no suelen ser muy saludables a largo plazo, es por ello que no perderás peso de manera permanente.

Los derivados de granos, así como, la pasta, el arroz y los panes, no son buenos porque engordan.

Mito. La verdad es que los granos se clasifican de dos maneras, integrales y refinados.

El primero, es el grano entero el cual, conserva la mayoría de sus propiedades como el endospermo, el germen y el afrecho. El otro es el grano tratado, este durante su refinamiento pierde las propiedades antes nombradas, también el hierro, la fibra dietética y varios de los componentes de la vitamina B.

Hay personas que pueden comer lo que sea sin engordar y hasta pierden peso.

Mito. La verdad es que, para bajar de peso y eliminar la grasa no deseadoa se debe quemar más calorías de la diariamente se consumen y beben. Existen personas que aparentemente pueden comer lo que deseen sin engordar, pero si desea bajar de peso deben gastar más calorías de las que ingieren.

En estos casos, hay algunos factores que se deben tomar en cuenta los cuales pueden influir en la ganancia o pérdida de peso. Los hábitos del día a día, el consumo de medicamentos, la edad y la genética heredada, todo esto influye en el desenvolvimiento que una persona pueda tener durante la pérdida de peso. Al final de cuentas, cada cuerpo es diferente.

Si eliminas una de las comidas, bajarás más rápido de peso.

Mito. La verdad es que si omites algunas de las comidas empezarás a sentir mucha más hambre, por lo que terminarás comiendo más de lo usual en la siguiente comida.

El dejar de comer una de las comidas no influirá en la pérdida de peso, si lo que comes no es sano. Un desayuno saludable puede ayudarte a obtener tu meta de peso, al igual pasa con el almuerzo y cena, recordando que es necesario quemar más calorías de las que consumes.

Unos de los mitos más popularizados son:

No debes entrenar con pesas si deseas bajar de peso, la grasa se endurecerá y no podrás bajarla.

La verdad es que el someterse a rutinas de ejercicios que impliquen peso no solo te ayudará a mejorar los músculos, sino que también quemarás más calorías. Agregar rutinas de peso a tus entrenamientos, dos o tres veces por semana, fortalecerá tus músculos sin provocar una apariencia musculosa.

Solo las rutinas de ejercicios largas, hacen efecto.

La verdad es que no es necesario someterse a largos periodos de entrenamiento para bajar de peso. Los ejercicios aeróbicos son ideales para adelgazar y puedes practicarlos por periodos cortos de tiempo, caminar, correr o hacer bailoterapia son algunos de ellos. Puedes realizar rutinas de 10 minutos y repetirlos dos o tres veces al día.

Lo cierto es que cada cuerpo cuenta una historia diferente, puede que algunas dietas de moda ofrezcan resultados en un corto periodo, pero practicarlos durante mucho tiempo puede afectar tu bienestar. Lo más recomendable es acudir a un profesional de la salud, que indique la dieta que mejor se adapta a tu cuerpo y te permita bajar de peso a tu ritmo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *