Tipos de métodos para realizar un aumento de senos

Una de las operaciones estéticas más populares entre las mujeres es el aumento de busto. Posiblemente, ya tengas una idea del tamaño y  apariencia que deseas para tus senos pero, ¿Conoces los diferentes tipos de aumentos de senos?

Cuando se habla de aumento de busto, inmediatamente se piensa en prótesis, pues es el método de aumento más conocido entre las personas. Sin embargo, no es el único

A Continuación te contaremos cuales son.

Tipos de aumentos de senos

Aumentos de senos con prótesis 

Las prótesis o implantes mamarios es la cirugía estética por la que optan la mayoría de las mujeres, muchas famosas han dado a conocer este método gracias a su aumento de senos.

Cabe destacar que, al pasar los años y los avances de medicina en esta área, los resultados que hoy en día ofrece este procedimiento,  son mejores.

Actualmente existen diferentes tipos de implantes mamarios, de los cuales el paciente puede elegir, lo que permite ofrecer resultados con una apariencia más natural, y que además,  promete mantener su forma por mucho más tiempo.

Aumento de senos con lipofilling

Esta es una técnica que cada vez más se abre paso dentro del mundo de los procedimientos de aumento de senos, sobre todo si el paciente busca una apariencia más natural.

Este método consiste en la extracción de la grasa (lipoaspiración) en las áreas del cuerpo donde se encuentre localizada. Este procedimiento representa un doble beneficio para el paciente, puesto que no solo aumentará el tamaño de su busto, sino que también podrá eliminar grasa acumulada en su cuerpo.

No obstante, este método no es aplicable a cualquier paciente, puesto que quizás no todos puedan cumplir con el índice de grasa corporal que se necesitará para este procedimiento.

Esta es uno de las tipos de aumentos de senos que ofrece unos resultados muy naturales, no sólo en apariencia sino también en el volumen, ya que si el paciente aumenta o baja de peso el tamaño de los senos se verá afectado, al igual como pasaría con los senos no operados.

Aumento de senos con lipomamoplastia

La lipomamoplastia es una fusión de las primeras dos tipos de aumentos de senos antes mencionadas. La lipomamoplastia promete la apariencia natural del lipofilling junto con  la permanencia del volumen que ofrece un implante mamario.

Mediante ese proceso se extrae parte de la grasa del paciente, luego se introduce el tejido adiposo en la mama para posteriormente colocar la prótesis de silicona.

Este procedimiento permite que el tejido graso perdure por más tiempo en el cuerpo, ya que no se realiza a nivel subcutáneo.

Sin embargo, al igual que en el caso anterior, no todos los pacientes pueden optar por esta cirugía, ya que se requiere de una lipoaspiración.

Aumento de senos con ácido hialurónico

Quizás en algún momento hayas oído hablar sobre que el ácido hialurónico también podría ser una opción para aumentar tus senos, ¡Y sin tener que someterte a una cirugía!.

Algo que sin duda captó la atención de muchas mujeres que no deseaban obtener volumen utilizando prótesis mamarias.

Esta técnica fue una buena opción al principio, pero tiempo después fue totalmente descartada por los médicos, puesto que se demostró que la presencia de ácido hialurónico en las mamas impedía la correcta visualización de los exámenes de radiología e imagen para la detección de tumores en esta zona. Algo que no se podía permitir.

¿Habías escuchado sobre los tipos de aumentos de senos?

Como puedes ver, no solo tienes una opción, puedes elegir la que más se adapte a lo que estás buscando.

Pero, no olvides que siempre debes escuchar los consejos de  un profesional, a fin de realizar la técnica que mejor le convenga a tu cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *